Cómo hacer que los zapatos sean menos resbaladizos

No image
0/5 No hay votos
Desarrollador
--
--

Reportar esta app

Descripción

Cómo hacer que los zapatos sean menos resbaladizos
.
Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este tema.

Cómo hacer que los zapatos sean menos resbaladizos
| Pasos Previos:

Los zapatos nuevos, especialmente aquellos con suelas de plástico o cuero, pueden ser muy resbaladizos y frustrantes, al igual que los zapatos más viejos que se han quedado con suelas planas durante los años de uso. Aunque parezca un pequeño problema, los zapatos resbaladizos no solo son inconvenientes: también pueden causar accidentes. Los resbalones, tropiezos y caídas son responsables de la mayoría de los accidentes reportados en Brasil. Pero no tiene que tirar un par de zapatos resbaladizos: con algunos trucos simples, ¡es fácil devolverles un poco de fricción!

Frote las suelas sobre superficies abrasivas. Si los zapatos son resbaladizos, es probable que resbalen solo porque las suelas son muy lisas. Las suelas generalmente se vuelven un poco más adherentes después del ablandamiento y al desarrollar pequeñas ranuras y abrasiones, ya que estas propiedades mejoran el contacto con el piso. Por lo tanto, usar un poco las suelas puede mejorar notablemente la tracción.

  • Para hacer esto, intente caminar sobre una superficie rugosa, como:
    • Hormigón (cuanto más áspero, mejor);
    • Grava;
    • Rocas, piedras, etc.
    • Barandillas y pasarelas metálicas con textura, etc.
  • Si no le da vergüenza hacer esto, incluso puede quitarse los zapatos y frotar las suelas en el piso con las manos.

Pasa las suelas directamente con papel de lija. ¿La situación no te permite planchar tus zapatos en una superficie rugosa? ¿Tiene miedo de resbalar mientras espera que las suelas se desgasten? Pruebe con un papel de lija abrasivo: simplemente quítese los zapatos y frote las partes más lisas de la suela que entran en contacto con el piso hasta que estén más rugosas y con textura.

  • Para esta tarea, es bueno usar un papel de lija un poco grueso, aunque los más finos son mejores que nada. Si es posible, use papel de lija de grano 50.
  • Tenga en cuenta que esto puede no funcionar en algunas suelas, especialmente aquellas con una textura de cartón “natural”, como las de algunas sandalias y zapatillas de deporte.
Usa una lima de uñas. Si no tiene una pared o una lima de uñas, una herramienta similar también lo hará. Úselo de la misma manera que usaría papel en hojas: lije las partes más lisas y planas del zapato que entren en contacto con el piso para darles un poco de textura.

  • Los archivos metálicos son generalmente las herramientas más resistentes y convenientes para esta tarea, aunque incluso los archivos más simples pueden hacerlo. Como en el caso de la hoja, el papel de lija más áspero es el más adecuado.
Use sus zapatos y espere hasta que las suelas se desgasten naturalmente. Otra forma de hacer que sus zapatos sean menos resbaladizos es usarlos tanto como pueda. En unos pocos días o semanas de uso, dependiendo de la frecuencia con la que se los ponga, el simple hecho de caminar hará que la suela sea menos resbaladiza.

  • Si va a utilizar este método, cámbiese los zapatos cada vez que atraviese una situación en la que pueda resbalar, como bailar, caminar bajo la lluvia, etc. No corra el riesgo de lastimarse solo para hacer que sus zapatos sean más “ponibles”.
Use antideslizante. Si el problema proviene de un par de zapatos más, quizás la suela esté demasiado gastada. En este caso, agregue un material a la parte inferior de los zapatos para darle más agarre. Quizás la forma más “profesional” de hacerlo es mediante la aplicación de almohadillas antideslizantes específicas a las suelas de sus zapatos.

  • Estos productos texturizados están unidos al único material mediante un adhesivo. Tenga en cuenta que algunos usuarios dicen que el adhesivo puede hacer que los zapatos se peguen después de que el deslizamiento se haya desprendido.
  • Este producto se vende en muchas tiendas de vestuario por un precio más o menos barato: generalmente no más de R $ 20.00 por par.
Una alternativa es comprar un recubrimiento por pulverización. Además de los adhesivos antideslizantes, también hay productos en aerosol para ser usados ​​en las suelas de los zapatos, dándoles más tracción. Estos productos, que generalmente se venden como zapatos antideslizantes, pueden variar en calidad, así que hable con un vendedor o lea las opiniones de otros consumidores antes de comprar.

  • Tales aerosoles generalmente se venden en los mismos lugares que las pegatinas, por un costo ligeramente mayor.
Usa laca para el cabello. ¿No quieres gastar dinero en productos para dar tracción? Varios productos que probablemente ya tenga en casa también pueden dar buenos resultados. Es importante tener en cuenta que las soluciones improvisadas no tengo garantia funcionan tan bien como los profesionales presentados anteriormente. Una solución casera es laca para el cabello. Simplemente aplique una capa generosa en las suelas de los zapatos para un poco más de adhesión, especialmente en los zapatos sociales de fondo liso. Deje que el producto se seque durante aproximadamente medio minuto al menos, para que se vuelva pegajoso antes de usar el zapato.

  • Tenga en cuenta que esta solución es temporal y requerirá una nueva aplicación. Además, el spray para el cabello puede salir al agua.
Usa pintura de hojaldre. La pintura de hojaldre, también llamada pintura en relieve o pintura dimensional para tela, es un tipo de pintura ampliamente utilizada en manualidades para niños, como camisetas. Cuando se seca, adquiere una textura algo rugosa, lo que lo convierte en una buena opción para adherirse a las suelas de los zapatos. Simplemente aplique una capa delgada a la suela, déjela secar durante unas horas y pruebe la solución.

  • Aunque este tinte dura más que la laca para el cabello, también deberá volver a aplicarse de vez en cuando para que sea lo más efectivo posible.
  • Si tienes tiempo, pinta un diseño en el zapato; Esta es una excelente manera de hacerlo único y expresar su creatividad.
Usa cinta de enmascarar. Una técnica simple para cuando todo lo demás falla es pegar unas tiras de cinta adhesiva en las suelas de sus zapatos. Pegue dos tiras juntas en una X en la parte más ancha y plana de las suelas para maximizar el efecto.

  • Tenga en cuenta que a medida que la cinta pierda su calidad adhesiva, deberá aplicar más.
Busque un zapatero para zapatos de alta calidad. Si tiene que modificar un par de zapatos muy caros o preciosos utilizando los trucos anteriores, llévelos a un zapatero profesional o limpiabotas. Estas personas pueden resolver el problema modificando o reemplazando las suelas.

  • Sin embargo, sepa que los servicios de un limpiabotas no suelen ser baratos. Dependiendo de la calidad de los zapatos y la dificultad del trabajo, un par de zapatos puede costar hasta R $ 100.00 para repararlos.
Pruebe antes de usar sus zapatos improvisados ​​antideslizantes para el trabajo. Muchos trabajos, especialmente en restaurantes, tienen reglas de seguridad que requieren que los empleados usen zapatos antideslizantes certificados. Si ese es el caso con tu trabajo, no use zapatos modificados con cualquiera de los trucos anteriores en lugar de los zapatos antideslizantes reales antes de hablar con su jefe. Esto puede violar su código de conducta laboral o, lo que es peor, dejarlo vulnerable a accidentes; no se requieren zapatos antideslizantes para nada.

  • En caso de duda, compre un par de zapatos antideslizantes. Tenga en cuenta que la mayoría de los zapatos de este tipo están clasificados en una escala llamada coeficiente de fricción. Para la mayoría de los trabajos que requieren este tipo de calzado, lo ideal es un coeficiente de alrededor de 0.5 a 0.7. Hable con su jefe para conocer las reglas específicas para su lugar de trabajo.
No use zapatos sin probarlos en un lugar seguro. Si está probando una nueva técnica para agregar tracción por primera vez, no se ponga en una situación en la que se ponga los zapatos antes de probarlos. Tomarse el tiempo para hacer algo simple, como caminar por la casa o en la cuadra, puede hacerle saber si su solución es efectiva o no.
No use aerosoles o adhesivos dañinos para el material de su zapato. Si se trata de un par de zapatos hechos de un material noble, como el cuero, revise el embalaje de cualquier producto que planee usar en ellos antes de la aplicación. Aunque los problemas son raros, algunos productos pueden causar que ciertos materiales pierdan color o se dañen, lo que los convierte en una muy mala elección.

  • Por ejemplo, se sabe que los químicos en el spray para el cabello dañan ciertos tipos de cuero, lo que significa que se debe tener cuidado al usar esta solución temporal en zapatos hechos de este material.
Compre un nuevo par de zapatos si el problema es grave. Los métodos en este artículo no son perfectos y pueden no funcionar en zapatos que son “muy” resbaladizos. Aunque puede ser difícil decir adiós a un par de zapatos viejos que han perdido su agarre, la alternativa, que sería una caída fea, es peor. Si las suelas del zapato no son realmente útiles, deje de usar ese zapato y compre uno nuevo.

  • Si los zapatos todavía están en buenas condiciones, pero se resbalan demasiado para que pueda usarlos en el trabajo o en el tiempo libre, dónelos a organizaciones benéficas. De esa manera, alguien aún puede encontrar una manera de disfrutar sus zapatos, incluso si ya no puede hacerlo.
  • También intente usar un exfoliante electrónico para usar bien las suelas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *