Cómo abrir una iglesia en casa

No image
0/5 No hay votos
Desarrollador
--
--

Reportar esta app

Descripción

Cómo abrir una iglesia en casa
.
Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este tema.

Cómo abrir una iglesia en casa
| Pasos Previos:

Las iglesias en los hogares son pequeñas reuniones de personas religiosas de ideas afines que se reúnen en la casa de alguien para rezar / rezar, estudiar las Sagradas Escrituras y realizar otros rituales. Hay varias razones para comenzar una iglesia en casa. Es posible que no encuentre una iglesia en su área que satisfaga sus necesidades, o prefiera una congregación más pequeña. Para comenzar su iglesia en casa, es necesario definir algunas cosas básicas. Piense en los tipos de servicios que desea ofrecer y obtenga miembros lentamente, comenzando con amigos y familiares. Establezca reuniones regulares que se ajusten a los rituales necesarios para su congregación.

Elige la casa adecuada para tu iglesia. Puede pensar que su hogar es el mejor lugar para esto. Ni siempre. Es mejor que se establezca una iglesia en casa en un área sin iglesias cercanas o solo iglesias grandes y entornos no muy íntimos. Muchas personas prefieren congregaciones más pequeñas, por eso buscan este tipo de reunión. Además, la ubicación debe ser fácilmente accesible para los miembros potenciales. Podría ser una casa en el centro de la ciudad.
Conozca sus razones para comenzar una iglesia en casa. Haz esto por las razones correctas. Una iglesia en casa debe ser un ambiente de colaboración en el que personas de ideas afines se unan para adorar a Dios. Por lo general, este tipo de iglesia aparece en regiones con pocas congregaciones, o si las existentes no satisfacen las necesidades de muchas personas. Aquí hay algunas razones válidas para comenzar una iglesia en casa:
Pida ayuda a los líderes religiosos locales. Nadie puede comenzar una iglesia en casa solo. Los líderes de área pueden ayudarlo. Hable con aquellos cuya creencia está en línea con la suya y dígales lo que planea hacer, para que puedan ofrecerle apoyo y asesoramiento al respecto.
Elija tres o cuatro líderes principales. Es saludable para las iglesias en el hogar tener una columna vertebral de líderes, similar a una sacristía, por ejemplo. Pueden ser miembros de la familia, miembros de una iglesia existente o líderes espirituales de la comunidad.
Comienza estudiando doctrinas religiosas en casa. Muchas iglesias en el hogar comienzan actividades estudiando doctrinas religiosas con otros seguidores. Es una excelente manera de experimentar la sinergia de la congregación. Por lo tanto, el primer paso para establecer una iglesia organizada debe ser este.
Solicite el apoyo de una iglesia existente. Las iglesias existentes pueden querer ayudarlo en su esfuerzo, ya que no siempre ven a las congregaciones en el hogar como una amenaza. Entienden que tales establecimientos existen por varias razones específicas. Por lo tanto, pedir protección es una posibilidad.
Piensa en las personas que quieres contactar. A medida que obtenga miembros, tenga en cuenta la razón inicial para comenzar el proyecto y atraiga a personas con creencias compatibles. Al principio, muchas personas pueden aparecer solo por curiosidad. Observe y aprenda a identificar personas cuyos valores y metas sean similares a los suyos, para que puedan unirse a la iglesia.
Comience con un grupo pequeño. Una iglesia en casa no tiene que comenzar con una gran congregación. De hecho, la mayoría de ellos comienzan con unos pocos miembros regulares. Comience casualmente reuniendo amigos y familiares que compartan sus creencias religiosas. A partir de ahí, su iglesia comenzará a crecer a medida que la gente aprenda.
Tenga cuidado de no crecer demasiado. Muchas iglesias en el hogar están diseñadas para proporcionar un entorno íntimo del que carecen las iglesias grandes. Por lo tanto, es importante que el suyo tenga un tamaño manejable, especialmente si están en una casa pequeña. Evalúe objetivamente cuántas personas caben en su iglesia, teniendo en cuenta las necesidades de sus miembros. Por ejemplo, su congregación puede sentirse cómoda con hasta 20 personas. Una vez que llegue a ese número, está bien dejar de buscar nuevos miembros. La mayoría de las iglesias en el hogar son pequeñas.
Reunirse al menos una vez a la semana. Las reuniones regulares son esenciales para mantener la fibra de la iglesia. Por lo tanto, programe un horario que funcione para todos. Las ventajas de una iglesia en casa es que las reuniones no tienen que ser en días tradicionales, especialmente si los miembros no están disponibles en esos días. Digamos que el momento apropiado para todos es el martes por la noche. No hay ningún problema.
Lea las doctrinas y discútalas con los miembros. Una vez a la semana, lea algo de la doctrina para discutir con los miembros cómo incorporar sus lecciones en la vida de los demás.
Orar / orar el uno por el otro. Para fomentar un sentido de comunidad, parte del tiempo debe reservarse para interceder el uno por el otro. El método elegido es para cada iglesia. Algunas personas prefieren hacerlo en silencio e individualmente, mientras que a otros les gusta que alguien tome las riendas y saque la oración. Esto debe discutirse con los miembros.
Incorporar elementos tradicionales y creativos de culto. Una iglesia en casa tiende a ser flexible. No te quedes con las formas tradicionales de adoración. Hable con los miembros sobre los elementos, tradicionales o no, que se incorporarán a la congregación.

  • Su tradición religiosa puede incluir confesión, recitación y canciones específicas. Hable con los miembros sobre lo que funcionará en su iglesia local.
  • Sin embargo, no es necesario quedarse con lo que es tradicional. Escuche a los miembros para descubrir qué elementos les interesan. Algunas personas pueden querer probar cosas como la meditación, el baile religioso u otras prácticas no convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *